LEMMING DE LA ESTEPA

Nombre científico: Lagurus lagurus.
Distribución geográfica: En las zonas de tundra y taiga, desde el sur de Rusia, Ucrania, Kazajstán y Dzungaria a Siberia Occidental Mongolia, el Turquestán chino y Sinkiang.

Tamaño: 10 cm aproximadamente. Peso: 25-45 grs.

Gestación: 22 días.
Camadas: de 2 a 8 cachorros. Desnudas y con los ojos cerrados.
Destete: a las tres semanas, ya comen y se desenvuelven perfectamente.
Madurez sexual: a las 6 semanas de vida.


El Lagurus comenzó su historia en el mundo de la cautividad de la mano de una señora belga (la cual no recuerdo el nombre) que cría (o criaba) todo tipo de roedores. Unos amigos le trajeron los Lagurus de un viaje, hasta la fecha nunca se habían mantenido en cautividad, pero esta señora comprobó que criaban con mucha facilidad y empezó a distribuirlos por toda Europa. Estos primeros ejemplares eran bastante salvajes y muy ariscos, costaba mucho verlos... ahora, después de 15 años de intensa cría están muy sociabilizados.

Carácter:
Son animales muy activos, y nos pasaremos agradables ratos observando sus evoluciones dentro de su habitáculo. 
Entre ellos son bastante territoriales, por lo que hay que juntar individuos jóvenes y no poner más de un macho junto con hembras, ya que puede haber peleas muy graves.
Recomendable macho-hembra o 2 hembras y 1 macho, ya que el macho tienen una precoz e insaciable actividad sexual y acaba agobiando a la/as hembras. Nunca 2 machos. Y otro punto, es que es muy dificil introducir 2 ejemplares ya adultos en un mismo habitáculo,acabarían por matarse, así que lo mejor, es introducirlos o muy jóvenes o procedentes de un mismo grupo.
Con los humanos sin embargo son muy amigables, se dejan coger y manosear sin ningún problema y sin la agresividad que muestran algunos hamsters de razas pequeñas.




Es un animal excavador, que en la naturaleza acostumbra a pasar parte del día en los túneles que ellos mismos excavan y conducen a sus madrigueras

Alojamiento:
Cualquier contenedor de plástico o cristal con mallas para ventilación serían adecuados. La utilización de jaulas puede originar fuga por su gran flexibilidad y pequeño tamaño en edad joven. 
Medidas mínimas de unos 60cm de largo x 40cm de ancho, el alto dependerá del tipo de decoración que le incluyamos, ya que escalan con relativa facilidad a pesar de sus cortas patas. 
Podemos colocar como mobiliario algunos tronquitos y ramas de madera, que les serán también muy útiles para desgastar su dentadura. 
Mantener en interior, aguantan bien las bajas temperaturas, pero no las altas, pudiéndoles causar la muerte. Una caja nido de madera puede resultarles un lugar acogedor como vivienda, pero a menudo prefieren construir sus propios nidos utilizando el heno. 
Una noria para ejercitarse es muy necesaria.
Como sustrato, yo utilizo el de cáñamo mezclado con heno y con muy buenos resultados, ya que no suelta polvo y es muy higiénico.

Sonrisa para la cámara!!

Alimentación:
La dieta de estos animales en estado salvajes se compone de vegetación verde, tubérculos y bulbos de plantas. Las semillas son tomadas cuando están disponibles y a menudo se almacenan para el invierno para cuando la comida escasea. 
Aunque no hay un estudio concreto acerca de su alimentación, se cree que tienen cierta intolerancia a los azúcares, por lo que se les evitará en la medida de lo posible. Una alimentación en cautividad constará de mixtura para periquitos, pudiéndose combinar con alimento para cobayas.
Vegetales varios, col, brócoli, hojas de espinacas, etc.. El heno nunca debe faltarles. 
Evitaremos las frutas por su contenido en azúcares. 
El pan duro les gusta mucho, pero con moderación. 
Debido a su gran actividad, consumen gran cantidad de alimento por su acelerado metabolismo, y por lo tanto, siempre deben disponer de él. La falta de alimento durante 24 h les puede producir la muerte.

Como bebedero utilizaremos el de bola para pequeños roedores.



Curiosidades:
  • El "suicidio" de los lemmings
Existe el mito de que los lemmings se suicidan en masa arrojándose al mar como parte de un mecanismo de autorregulación de la naturaleza. Actualmente, la comunidad científica rechaza el mito, así como las posibles explicaciones al fenómeno del suicidio en masa, pues no existen pruebas de que éste exista.

Se ha planteado como explicación al mito que el instinto biológico de estos animales les induce a desplazarse durante la sobrepoblación, invariablemente en una dirección o ruta concreta, sin tener en cuenta los cambios topológicos y climáticos que se puedan producir en su ecosistema de forma natural o por la mano del ser humano. Esto es producto de los genes responsables su sentido de orientación.

El documental de Disney White Wilderness, ganador del Oscar, contribuyó notablemente a mantener dicho mito. En este filme (después del minuto 9) los lemmings saltan a un río, siendo esta la única grabación del supuesto suceso. Existe una cierta controversia respecto al documental, pues se sospecha que la secuencia del suicidio de los lemmings es falsa, ya que el mismo fue rodado en una región en la que no existen poblaciones de dichos animales. Se especula que los lemmings fueron comprados y trasladados hasta el lugar del rodaje, para luego ser asustados y empujados hacia un acantilado. 
Ha habido informes que dicen que el documental describe esta actitud como suicida, pero el narrador del filme afirma que los lemmings no tratan de suicidarse, sino que, durante su migración, al encontrarse con agua tratan de cruzarla. Si el espacio acuático que tratan de cruzar es muy amplio, sufren de cansancio y mueren.

Fotos del día 16/12/2012
23/4/2013 Lemmings: Terrario dividido.
28/05/2013 Camada Lemmings
9/6/13 Evolución Camada Lemmings.
18/07/2013 Cambio de contenedor.
15/03/2014 Lemmings de la estepa, camadita.
13/10/2014, Camada de 4 cachorros, Lemming de la estepa
28/10/14 Evolución camada lemmings.
7/12/15 Unas fotos de nuestros lemmings